29 de octubre de 2007

Camposanto en "La Última Fortaleza"

El pasado sábado 27 de octubre, algunos miembros del club estuvimos en "La Última Fortaleza", en Alicante, haciendo una demostración de nuestro reglamento. Allí nos dimos cita Juan, Manuel , Vicent y Pedro para recrear la batalla de Camposanto (1743). Esta batalla ya la jugamos hace un tiempo en Alcoy, en una demostración que llevamos a cabo. Para mi fue lamentable, ya que no conseguí llevar una tirada a más de 3. Nefasta, infame, en fin, un verdadero desastre, cosas que pasan, ya se sabe...
Así y todo cuando Juan propuso volverla a hacer, ya que es una batalla perfecta para este tipo de demostraciones, sencilla y nivelada, me animé y me dije: "-Hmmm, no tiene por que ser peor que la vez anterior".
Con ánimos renovados, me dispuse a volver a enfrentarme a los austríacos (ya que me volvió a tocar con los españoles) y me puse manos a la obra. A mi derecha, Juan dirigía la caballería, mientras que yo tenía a mi cargo la infantería. En la anterior ocasión mi actitud fue la de esperar el avance austríaco, mientras que esta vez pensé en salir al paso del enemigo. Mi objetivo era forzar una brecha en el centro austríaco y aprovecharla. Sin embargo, nuevamente la suerte no estuvo del lado español. La infantería avanzó bajo fuego en el centro, pero el flanco izquierdo flaqueó ante las maniobras de las tropas austríacas y comenzó una retirada poco conveniente en ese momento.
Al flanco derecho, la caballería comenzó a presionar a los jinetes austríacos, produciéndose un pulso entre Juan y Vicent que decantaría la balanza hacia un bando u otro.
Mientras tanto, Manuel y yo nos enzarzábamos a cañonazos y disparos hasta que la flor y la nata de ambos ejércitos se encontró en una carga de los españoles que los austríacos aguantaron bravamente.
Finalmente, el desgaste hizo mella en las filas españolas, que tuvieron que retirarse. Qué rabia. Camposanto es realmente mi camposanto.
Lo mejor es que hubo gente que resistió toda la partida, preguntándonos por el reglamento a los cuales, gustosamente les explicamos cómo funcionaba. En fin, tratamos de dar un poco a conocer nuestra forma de jugar y creo que en ese aspecto, lo conseguimos.

25 de octubre de 2007

Ultimas miniaturas que he pintado


Últimamente he ido un poco atareado y no he podido avanzar mucho con los cartagineses que estoy montando. No obstante, les he pegado un achuchón y he conseguido poner en circulación unas cuantas unidades más. Las minis son de Old Glory y están bastante bien. Van armadas con equipo romano (scutum y cota de malla) y formarán un perfecto "grueso de tropa" para los chicos de los Barca.

En otro orden de cosas, y para desintoxicar un poquillo de tanta lanza y "falda corta", he comenzado con austríacos de época napoleónica, que tenía ganas de agarrarlos, ya que hacía tiempo que los compré y aún no los había tocado, como nos suele suceder a más de uno.

Las miniaturas son de Fantassin, de muy buen factura y agradecidas de pintar. Van con el casco de 1805 y, la verdad, he disfrutado pintándolas. Creo que en acabar lo que me queda pendiente de antiguos (unos cuantos cartagineses más y una legión romana), comenzaré a plantearme el hacer una división austríaca, ya que la documentación que he consultado me ha dejado sorprendido. Son uniformes realmente elegantes, sobre todo los de los húngaros.


En fin, os dejo una muestra de las primeras unidades austríacas que pinto. La bandera es de Adolfo Ramos.

Si esto son la infantería, esperad a cuando comience con la caballería. Puede ser realmente bonita a la hora de pintar.


24 de octubre de 2007

Dia de batalla

En algun lugar en el camino de Magdeburgo.

By Jove! Estos austriacos realmente nos pusieron las cosas algo complicadas. Por fortuna nuestros aliados hannoverianos aguantaron sus embestidas. Pero ciertamente hubo un momento en el que pensé que deberíamos habernos dado la vuelta y tomar el largo camino hacia Tipperary. Desde nuestra posición en el altozano tuvimos una explendida vista del campo de batalla. Nuestro flanco derecho estaba protegido por la caballería de su Graciosa Majestad. La delgada línea roja se extendía por la colina y desde allí contemplabamos todo el despliegue de las fuerzas de Hannover a nuestra izquierda.Frente a nosotros se desplegaron los austriacos, con la mayor parte de su caballería amenazando nuestro flanco izquierdo. Su artillería por el contrario habia sido desplegada fundamentalmente en el centro. Así que podemos decir que tuvimos suerte pues nuestros valientes aliados de Hannover tuvieron grandes raciones de plomo austriaco. De hecho, nuestras fuerzas sólo sufrieron algo que podríamos definir como arañazos y la contribución británica practicamente se redujo a la acción de sus cañones.

Afortunadamente todo el impetú demostrado por la infantería austriaca fue desperdiciado por el descoordinado ataque de su caballería. Sobre el campo de batalla se les veía como unos magníficos jinetes, pero su falta de disciplina malogró todos sus esfuerzos. Sin embargo la caballería hannoveriana actuó de forma completamente distinta. Su coraje y arrojo consiguió acallar los cañones austriacos. Esto permitió que el regimiento de Winterlhall comenzara un avance y por lo menos quemara un poco de su polvora. Pero se ve que los austriacos ya habían tenido bastante porque en ese momento comenzaron retroceder en buen orden.
Espero que los prusianos estén contentos.

Teniente Fakenham. 3º Regimiento de Yorkshire

23 de octubre de 2007

Batalla de Montjuic (enero 1641)

Hace un mes, algunos de los miembros del Club Estandarte jugamos la Batalla de Montjuic (26 de enero de 1641). Me correspondió en suerte estar con el bando de Felipe IV y cumplí con la tarea que tenía encomendada.


Nuestro planes de batalla contemplaban el asalto desde mi flanco derecho a las posiciones rebeldes en las faldas el Montjuic, mientras que yo estaría encargado de tomar al asalto los fortines que controlaban el camino que conducía a Barcelona. Teníamos una difícil tarea por delante, ya que si tomar estos fortines no iba a ser fácil, aún lo era más el asalto al Montjuic.

Comenzamos el avance contra las posiciones francesas y catalanas. Desde lo alto del castillo comenzó el bombardeo que, afortunadamente no causó excesivos daños en nuestros Tercios. La ascensión de las tropas por las faldas de la montaña comenzó a resultar penosa y difícil, pero continuó imparable.

Mientras tanto, comencé con el asalto al primero de los fortines, defendido a tiro de mosquete por tropas francesas. El avance continuó contra el segundo fortín. Como una apisonadora, mis soldados descargaron sus balas sobre los franceses y tomaron el segundo fortín al asalto, desalojando a los franceses de la posición.

Las descargas arreciaban por ambos bandos batiéndose con valentía desde las lomas del Montjuic. Las desmoralizadas tropas francesas de mi flanco comenzaron la retirada y fuga de sus posiciones, lo cual me animó sobremanera, viendo posible la victoria sobre nuestros adversarios.

Sin embargo, el combate del flanco derecho resultaba cada vez más incierto. El empeño de las tropas castellanas se veía frenado por la tenacidad de los defensores y la adversidad del terreno, sin que se viera un claro desenlace por ninguno de los dos bandos.

La lucha en mi flanco se vió estancada, ya que el fortín primero no cayó y las tropas francesas se reagrupaban para volver a presentar batalla.

El cansancio comenzaba a hacer mella en ambos bandos y todos éramos conscientes que la victoria o la derrota dependía de muy poco.

Finalmente, una acción que pretendía quebrar la resistencia de los defensores del Montjuic y dar el paso final hacia la victoria acabó fracasando, con lo que no pudimos continuar la batalla. Así, dejamos el campo de batalla en buen orden, sabiendo que nos habíamos dejado la piel en el empeño que no pudo ser.

La historia continuó con su curso.

Ha sido una de las mejores batallas que he librado hasta la fecha, y llegados al punto alcanzado, la verdad es que daba igual quién ganara, ya que ambos bandos luchamos muy bravamente. Lo celebramos con la camaradería que hacemos gala en el club.

22 de octubre de 2007

Día de Batalla

No pudo completarse el objetivo.
Pese al empeño puesto en conseguir alcanzar el camino y bloquearlo, no lo logramos.
Sufrimos una fuerte descoordinación entre el centro y el ala de caballería y lo que en principio era una tarea relativamente simple acabó convertido en una amarga derrota.
Nuestras bajas superaron el máximo de lo que se podía aguantar y el ejército fue derrotado.
Esta campaña se está poniendo difícil.

"Nos dispararon con total impunidad, mientras avanzábamos a paso ligero para tomar posiciones y poder responder al bombardeo. Nuestas baterías respondían al fuego a la vez que intentaba maniobrar para devolverles las balas. Conseguimos desalojar de infantería la granja que dominaba el camino que debíamos cortar, pero el excesivo número de bajas se cobró su precio. Muchos camaradas han quedado en las tierras hannoverianas en esta guerra."

Karl Lipzsa. Infantería de línea

20 de octubre de 2007

Día de batalla

Hoy se huele a batalla. Las tropas están dispuestas y los planes trazados. Sólo falta que la suerte nos acompañe.

"Nuestros últimos enfrentamientos con los prusianos no fueron todo lo afortunados que hubiésemos deseado. Los soldados de Federico son duros y su artillería, terrible. Hoy esperamos hacer mejor papel que en anteriores ocasiones. A nuestro favor tenemos que conforme nos enfrentamos a ellos, cobramos más experiencia. Hoy no nos dejaremos sorprender."

Hans Lieffer , Oficial de infantería.

19 de octubre de 2007

Campaña en Sajonia



Mañana continuamos con la campaña de la "Guerra de los 7 Años". Es importante ganar esta batalla por la continuidad de la campaña. Intentaremos darles duro a los prusianos.

Los momentos previos a la batalla son siempre inciertos. ¿Cómo mejor distribuir las tropas? ¿Qué mando otorgar a quién? Siempre hay dudas, pero hay que enfrentarse al enemigo con seguridad y confianza en la victoria.
Mañana comenzaremos a decidir esta guerra.
(Dibujo de Velimir Vulsik)

18 de octubre de 2007

Apertura del blog



Las experiencias que se podrían vivir desde la perspectiva de un soldado de plomo en el campo de batalla ...
Las impresiones de un jugador que asume el rol de un comandante de un ejército de miniaturas de plomo...

Básicamente, es lo que ofrece este blog. Batallas de miniaturas de plomo desde la perspectiva del jugador y desde el campo de batalla.

Pronto nos vemos.