28 de junio de 2009

Pultusk 1806: Dios existe y le encanta el bicornio de Napoleón

Bueno, bueno. Esta ha sido una de las más atípicas batallas que he jugado desde que estoy en Estandarte. No, más bien la más extraña y de más inesperado resultado jugada hasta ahora. En fin, me explicaré y vereis cómo es así.

El sábado 27 de junio realizamos la batalla de Pultusk (1806), con la cual nuestro compañero Jose se estrenaba como árbitro y organizador de una batalla. El enfrentamiento ponía frente a frente a los rusos de Bennigsen y los franceses de Lannes. En esta ocasión los contrincantes éramos, por parte de los rusos Manolo (como Bennigsen), Frank, Juanjo, Vicente y José Antonio; y al frente de los franceses, Manuel (Lannes), José Luis, Javi y un servidor.

Según se había preparado la batalla, la verdad es que pintaban bastos para los imperiales, ya que los objetivos que se habían concertado para la obtención de una victoria francesa eran francamente difíciles: o tomábamos Pultusk (algo que directamente descartábamos, ya que nuestro número de tropas era escaso), o conseguíamos cortar la carretera que llegaba a la ciudad (algo también harto difícil de lograr por los mismos motivos).

Croquis de la disposición inicial
Según habíamos establecido en nuestro plan, las tropas al mando de Manuel (Suchet) y José Luis (Gazan) intentarían atraer el máximo número de tropas hacia ellos, haciendo creer que se atacaba sobre la ciudad, con el fin de desviar tropas de la zona de Moszyn y permitir que las tropas de d'Aultanne (yo mismo) fuesen a toda velocidad a cortar la línea de comunicación rusa. Mientras tanto, los jinetes de Javi (Treillhard) harían de enlace entre mi división y el resto del ejército, facilitando en la medida de lo posible la acción.

En realidad, creo que ninguno teníamos una seria esperanza de que el plan fuese bien, ya que había mucho ruso y poco francés. Resultaba cuanto menos una batalla difícil de ganar, a no ser que ocurriera un milagro...

los rusos en Pultusk

Con ello, comenzamos la batalla. Manuel y Jose Luis se acercaban a Pultusk, recibidos por alguna que otra bala de cañón y por la presencia de caballería de Juan, que siempre resulta inquietante. Mientras tanto, la caballería de Javi iba tomando posiciones y atemorizaba a las tropas rusas que se refugiaban en el bosque cercano a Moszyn.

Los rusos en el bosque
Al cuarto turno (¡¡Tan prontoooo!!, según Frank, que si no protesta por algo revienta) comenzaba a entrar, por la carretera hacia Moszyn, la división de Aultanne, con la intención de enfilar directo hacia la carretera de Pultusk.

Sin embargo, tras unos cuantos turnos de combate en todos los frentes, con cargas de caballería en el centro y ataques sangrientos frente a la ciudad, la situación se estabilizaba de manera que cada vez se nos alejaban más las posibilidades de conseguir objetivo alguno. Mientras que los ataques sobre Pultusk eran rechazados, mi avance se veía frenado, acudiendo más tropas rusas sobre ese flanco, taponando así cualquier posibilidad de abrir un hueco por donde colocar alguna unidad. Vaya, la verdad es que estábamos bastante jodidos. No parecía que fuesemos ya a ningún lado...

Y ocurrió el milagro.

En el turno decimosegundo, un ataque francés desestabilizó el centro ruso, que produjo la huida de varias unidades, dejando a los Granaderos de Paulov, muy castigados ya, en el centro de la acción, sin nadie que les apoyasen.

La siguiente iniciativa podía resultar crítica, y un golpe de fortuna hizo que cayese en nuestras manos el comenzar el turno decimotercero. Junto a la unidad de granaderos había un general. En nuestro reglamento, si una unidad que tiene un general junto a ella es eliminada en combate cuerpo a cuerpo, se asume que el general es cogido prisionero y la división a la que pertenece se desmoraliza.

Pero, ¡ay!, si el general en cuestión es el comandante en jefe, ¡ay, ay, ay!, se acabó todo...

Y, vaya, esto es lo que ocurrió...

La captura de Bennigsen
Los granaderos de Paulov tenían un general y cuando Javi, con intenciones homicidas, perguntó - "Oye, ¿y éste general quién es?", se generó un silencio como de entierro... La cara de Manolo era un poema. Se trataba del mismo, del mismísimo Bennigsen, allí plantando cara con unos más que maltrechos granaderos que poco podían hacer por defender a su comandante en jefe. Ante ellos, unas unidades de caballería que pretendían cenar bistec de granadero, salpimentado con salsa a la Bennigsen, y que no dudaron en cargar y hacer saltar por lo aires más de una mitra de granadero para acabar cogiendo prisionero al comandante en jefe de los rusos, otorgándonos del modo más inesperado y extraño la victoria en esta batalla.

Bueno y bueno. No nos lo podíamos creer. Dábamos la batalla por perdida y sucede ésto. ¡Qué barbaridad!. Creo que Manolo pasó un momento bastante amargo, pero todos podemos cometer errores en un momento determinado. Con haber retirado a Bennigsen a tiempo, hubieran conseguido ganar, pero no fue así.

En fin. No voy a hacer ningún comentario al respecto, ya que a mi me ha ocurrido alguna debacle similar en alguna que otra ocasión. No me caracterizo por tener una suerte loca, vaya, sino que más bien me persigue (¡con ahínco a fe mía!) el infortunio en las batallas. Pero es la primera vez que veo a Manolo en este brete, y como se lo que es, lo lamento. Sin embargo, me regocijo, porque por una vez, me ha tocado estar en el bando vencedor, y además de este modo tan peculiar.

¡Vaya planchazo!
¡Los franceses vencedores en Pultusk! Aún no me lo creo, señores...

Ahí lo dejo. Que los comentarios de mis compañeros amplíen, según el modo de ver de cada uno, la extraña historia de Pultusk.

La rendición de los rusos

22 de junio de 2009

Pultusk, la batalla del mes


Este sábado me estreno como árbitro en el club Estandarte, y la verdad es que los nervios también se notan porque me gustaría que todo saliera bien. La batalla que he propuesto es Pultusk, una batalla librada en diciembre de 1806 entre franceses y rusos cerca de la localidad polaca que da nombre a la batalla. En el bando francés, Manuel será Lannes y con él pelearán Pedro, José Luis y Javi; en el bando ruso, Manolo hace de Bennigsen y va además con Vicente, Juan, Jose Antonio y Frank.

La batalla se desarrolló en unas condiciones climáticas muy duras (con una tormenta de nieve) y los franceses, inferiores en número, se aprovecharon de la inicial pasividad rusa para lograr una importante victoria. Aquel día se demostró una vez más la calidad y superioridad táctica de la Grand Armée sobre sus rivales. No sé qué sucederá el sábado pero en principio los franceses parecen destinados a sufrir mucho. Pero, ¿quién sabe? los dados y la habilidad de los jugadores decidirán.
Espero que sea una gran batalla. La contaremos con detalle.

6 de junio de 2009

Ampliando Ambush Allley

Creo que muy pronto estaré en disposición de comenzar a utilizar Ambush Alley como reglamento para escaramuzas en la guerra moderna. Me estoy pegando una 'jartá' de pintar insurgentes, de hacer escenografía, de preparar vehículos, que cuando lo termine, lo voy a flipar.

Y es que partir de cero en un proyecto siempre es apasionante, máxime en este, del que ni disponía de ningún tipo de material y, pese a su contemporaneidad, no conocía en absoluto. La verdad es que estaba mucho más habituado al mundo de la guerra en la antigüedad, del cual poseo ya un conocimiento suficiente. Incluso también he ido cogiendo soltura con las guerras napoleónicas, a base de ir jugando cada vez más e ir conociendo las potencialidades de cada ejército. Sin embargo, por lo reciente, no sabía nada de los conflictos actuales. Ahora no es que sepa mucho más, pero los analizo de un modo un tanto diferente, naturalmente desde la perspectiva del Kriegspiel o juego de guerra.

En fin, os dejo unas cuantas fotos de mis progresos. Las próximas espero que sean ya de la realización del primer escenario.


Elemento de escenografía urbana de Oriente Medio

El primer elemento de escenografía grande en el taler. Quería representar un espacio público cerrado, con un edificio grande y otros accesorios.

Acabado el complejo

El mismo complejo, ya acabado. El suelo se lo puse con plasticard de Evergreen, con el grabado de baldosas. Las estupendas palmeras son de un set de Pegasus que compré hace tiempo y aún no le había encontrado una utilidad plena.


Insurgentes1

Pequeña unidad de insurgentes liderada por un tipo que, extrañamente, me resulta similar a un conocido lider del terrorismo islamista. ¡¡Lo hemos encontrado!!...


Otro grupo de insurgentes

Otro grupo insurgente (me están molando estos tipos), armados hasta los dientes con armas cortas, lanzagranadas y armas de apoyo. Que se preparen los Yankees!!


Desde lo alto

Desde las azoteas, acosando con fuego de mortero a los regulares.


Detalle del tipo del mortero

Un detalle de la estupenda miniatura del tipo del mortero. Lo he disfrutado pintando estas miniaturas tan chulas. Son de Caesar Miniatures y podeis ver la reseña en Plastic Soldier Review


Mogollón de insurgetes

¡Vaya mogollón de insurgentes!Esta foto me la hizo mi chiquillo de cuatro años, flipando con el montón de soldaitos de su padre. Si el día de mañana le gusta, la que liaremos los dos...


stryker 1

LLega el poderío de las naciones occidentales. Un estupendo IFV M1126 Stryker de Trumpeteer que servirá de apoyo a mis regulares. Los lanzagranadas de los insurgentes tendrán que emplearse a fondo...


Stryker2

Una vista frontal del mismo Stryker. Actualmente estoy comenzando a montar un Bradley, para acojone de los insurgentes...


Stryker 3

Una vista lateral del Stryker. Para pintarlo he vuelto a echar mano del aerógrafo, que le da un acabado estupendo, así como simula el desgaste del vehículo de manera muy interesante.


Bueno, os he presentado lo que estoy haciendo ahora mismo. Estoy avanzándolo todo lo que puedo en mis ratillos libres. La verdad es que estoy deseando acabarlo todo y poder comenzar a jugar, ya que la cosa promete estar entretenida. Por otro lado, cuando acabe todo esto ya tengo otro proyecto en mente: retomar el tema de tardorromanos junto a mi amigo Jose y empezar a planear el representar la batalla de Estrasburgo, del 357 d.C. Habrá que pintar muuucho romano tardío. Pero eso creo que será después de Verano...