Ir al contenido principal

Choque de picas y espadas


Mañana domingo tenemos previsto jugar Heraclea, la primera de las batallas entre los romanos y Pirro del Épiro. Tras un mes de marzo excesivamente atareado para mi gusto (apenas he puesto algo en el blog), llegamos por fin a la batalla del mes. Diversos compromisos entre los participantes han hecho que se alargara tanto su celebración, y ha sido finalmente este domingo el día en el que casi todos podían asistir. En esta ocasión no jugaré yo, sino que ejerceré de árbitro de la batalla. He diseñado el escenario pensando en poner en práctica varias ideas que me surgieron desde la última vez que jugamos antigüedad. La infantería ligera tendrá ahora un poco más de autonomía en el disparo. Anteriormente poseía tres disparos de jabalina. Cuando éstos se acababan la infantería ligera perdía su rol principal, el hostigamiento. Ahora sólo perderá una jabalina cuando saque 1, 2 ó 3 en la tirada de dado, permitiendo que se retarde la pérdida de jabalinas.

Por otro lado, he considerado que la formación de combate básica para todo tipo de tropa sea la línea o doble línea, ya que en otras ocasiones, se formaban columnas de combate de modo bastante irreal. He hecho esto porque considero que una columna representa una formación mucho más profunda de lo que en realidad eran. Una unidad de hoplitas, armados con lanza, no tiene la profundidad de una columna, ya que las últimas filas no ejercerían la acción ofensiva necesaria, como puede suceder con los legionarios romanos y la doctrina del sistema de relevos manipular. Sin embargo, sí he respetado la formación de combate en columna para la falange, por obvias razones, y es que los piqueros sí pueden mantener una disposición en profundidad debido a la longitud de sus picas, con las que pueden apoyar el ataque desde una cuarta y hasta una quinta fila.

También he introducido alguna variación en la figura de los elefantes, que comentaré tras la batalla por no desvelar alguna cosa que sucederá en la batalla. Sólo decir que la huida de los elefantes reflejará un poco más el caos que puede suponer la estampida sin control de los paquidermos, que puede perjudicar tanto a amigos como enemigos, así como un factor de combate mejorado contra caballería.

En fin, un escenario muy sencillo, sin excesivas complicaciones de terreno, que permite jugar todas las unidades y ver cómo se comportan en combate para futuras nuevas batallas de antigüedad, época que me atrae mucho y que supongo que potenciaré más a partir de ahora.

Un detalle que me enorgullece mucho es que todas las miniaturas de romanos que habrá sobre la mesa son mías y me las he pintado yo. Tengo ya dispuestas tres legiones republicanas enteras, con todas sus unidades: velites, hastati, principes, triarii y caballería. Creo que es un muy buen fundamento para representar muchas de las batalas republicanas más interesantes, tanto de las guerras púnicas como de cualquier etapa previa a la cesariana. He pintado una de las legiones de modo irregular, con los escudos diferentes, ya que con ella puedo representar la legión de esclavos alzada en la guerra contra Aníbal, o aliados latinos o simplemente para reflejar que en esa época, el armamento del legionario se lo costeaban ellos mismos, dando una apariencia u tanto irregular, en contra de la imagen uniforme dada principalmente por el cine, de las legiones romanas, que no será realidad hasta, al menos, las reformas de Mario, a finales del siglo II a.C..

Bueno, sólo me resta desear suerte a ambos equipos y que los dioses estén con ellos. Mañana se verán las caras en Heraclea.

Ave et vale

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Un soldado Romano,que paliza nos han dado
Anónimo ha dicho que…
Chewak y la manada de proboscideos. Nuevas pesadillas para el arbitro más guapo del universo de plomo.

Megacles.
Anónimo ha dicho que…
Megacles sigues siendo el mas cachondo de la antiguedad
Erwin ha dicho que…
Impaciente espero el relato y las fotos de la batalla y de las legiones.
Anónimo ha dicho que…
El relato es corto.
Francisco vestido de Pirro engaña a la caballeria romana aparentando dudas e inseguridades cuando en realidad queria alejarlas de nuestro flanco desprotegido. Los proboscideos dirijidos por el peor jugador de todos los tiempos se encaraba hacia los romanos confiando en que su mano tonta hiciera que los paquidermos se espendolaran hacia los legionarios. Mientras Jose se liaba a flechazos, jabalinazos, pedradas, salivazos e insultos contra cualquier romano que se pusiera a tiro, más que nada para que avanzaran y se pusieran a tiro de Chewak que lanzando las picas con "impetus" (que gran juego) puso la guinda a un gran plan ideado por Francisco. D. Francisco que una vez más demostraba su invencibilidad en juegos de antiguedad.
He dicho.
Megacles

P.D..- Magnífica simulación. Pedro ha hecho un gran trabajo tanto con la distribución de tropas como con las reglas especiales.

Entradas populares de este blog

Romanos imperiales y últimos encargos

Tras el verano, entre encargos de pintura y vacaciones, decidí darme un poco el gusto de pintar por deleite, por el mero hecho de pintar, vaya, y me decidí por una caja de romanos imperiales de Warlord  que tenía aparcada desde hace algún tiempo, también a raíz de releer nuevamente las apasionantes historias de Simon Scarrow sobre el Optio Cato y el Centurión Macro. La verdad es que hacía ya mucho que no pintaba miniaturas por encima de los 15 mm y estaba necesitado de un poco de aire nuevo, así que me dediqué a ellas.
Las miniaturas son en 28 mm., en plástico, con un precio muy accesible y con posibilidades de personalizar hasta cierto punto a  las figuras. Tienen gran fuerza y eso se traduce en un resultado realmente vibrante. Las he acabado montando en peanas individuales para formar una unidad de Warhammer Ancient Battles, que queda realmente bien. Aquí os dejo unas fotos del resultado:







Por otro lado, estoy trabajando ahora mismo en un encargo de miniaturas napoleónicas a escala …

Disparos de caballería y cuadros

A petición de algunos miembros del club, se plantea la siguiente cuestión, sobre la cual querríamos vuestras opiniones.
En nuestro reglamento, y enfocándolo principalmente a la época napoleónica, la caballería tiene normalmente capacidad de disparo. Se le presupone que van armados con carabinas u otras armas de fuego adecuadas al tipo de tropa. Al parecer se cuestiona que la caballería pueda disparar montada con lo cual, nos gustaría conocer las opiniones al respecto.
Actualmente, la caballería dispara, pero con una serie de limitaciones. En primer lugar, los alcances son mucho menores que las tropas a pie, con lo cual obliga a ponerse en una distancia más corta de sus enemigos. En segundo lugar, el disparo de la caballería no obliga nunca a pasar un test de moral por bajas, cosa que si que sucede con el fuego de mosquetería a corta distancia, y que me corrijan mis compañeros si estoy equivocado.
La cuestión parece ser si para poder efectuar disparos deberían desmontar o no, actuando al…

Arapiles casi fue nuestra

¿Se puede llegar a ganar una batalla pese a no conseguir la victoria? Pues creo que sí, amigos. Y si leéis este comentario veréis porqué lo afirmo así.
Este pasado fin de semana tuvimos el placer, y digo bien, de recrear la Batalla de los Arapiles, que enfrentó a las fuerzas Imperiales a cargo de Marmont contra las tropas aliadas de Wellington en las cercanías de Salamanca en 1812. Aquí no voy a exponer qué sucedió en la batalla real, ya que no es el cometido principal de este blog. Para ello os remito a la estupenda página acerca de la contienda www.arapiles.com que permite obtener un amplio conocimiento básico acerca de todos los pormenores de la batalla. Tan sólo decir que en ella las tropas de Napoleón perdieron una oportunidad de mantener las conquistas obtenidas y tuvieron que ceder terreno que aprovechó eficazmente Wellington.
Aquí tenéis el escenario sobre el que se desarrollaría la acción:

En esta ocasión, José Luis se encargó de ofrecernos un magnífico escenario en el que mane…