Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2009

Ingleses para Force on Force

Bueno, después de la aclaración de Manuel respecto a nuestra última "batallita", toca volver a nuestras cotidianas wargames experiences. En esta ocasión se trata de Force on Force, que podría tratarse de la lógica continuación de Ambush Alley, reglamento en el que se enfrentan fuerzas regulares contra insurgentes a modo genérico, pese a que el juego está orientado al conflicto actual en Iraq y Afganistán, y que en alguna ocasión hemos probado y comentado aquí, con unos resultados más que aceptables.
Force on Force presenta una dinámica similar, solo que en esta ocasión las fuerzas enfrentas son de regulares ambas, con lo cual me viene perfecto para el proyecto Segunda Guerra Mundial que llevo entre manos.
Parece una buena opción y las posibilidades son muy variadas. Hay tirada de iniciativa cada turno,igual que hacemos en Estandarte, con lo cual la linearidad de activación por turno se rompe. Además hay factores interesantes a tener en cuenta, como son los suministros a las t…

Dirrachium. La visión de Júpiter.

No quiero quitar protagonismo a la estupenda entrada de Pedro con el informe de la batalla pero me ha parecido interesante realizar este comentario que podríamos llamar "las notas del árbitro" o "apuntes desde el Olimpo", esperando que sean útiles para cuando otro demiurgo haga un escenario.






1.- Los jugadores siempre harán aquello que menos esperas.

El diseño del escenario se baso en el juego de tablero "Caesar. The Civil Wars" de GMT games. En el mismo se indica que la batalla de Dirrachium no tiene turnos y que se termina cuando uno de los bandos llega a un determinado nivel de derrota. Me pareció buena idea conservar dicha condición. Realicé una simulación con las fichas intentando usar el reglamento estandarte. En la simulación supuse que César intentaría mantener la contravalación frente al ataque de los marines, por lo que calculé que en el turno octavo empezaría a correr la sangre. Esperaba que a partir de ese momento en un máximo de ocho turnos más …

Pruebas de pintura

¿Qué le pasa a este tío? ¿Se ha cambiado de bando? ¿Ha dejado quizá la miniatura histórica...?
No, amigachos, no. Voy a hacer un apunte rapidillo acerca de técnicas de pintura.Para ello he desempolvado unas miniaturas que tengo de 28 mm de El Señor de los Anillos y me he dedicado a poner en práctica los nuevos conocimientos que voy adquiriendo en temas de pintura a escalas mas grandes. La verdad es que las miniaturas son muy chulas, muy bien definidas y ya que son de fantasía me permiten pintar con más libertad. He ido jugando con tintas y lavados para dar la impresión de polvo en los ropajes. Los degradados de la cara y ropas los he hecho con la pintura más diluida, buscando que las transiciones no sean tan bruscas. En fin, creo que se ha quedado bastante decente.
Os dejo unas fotillos de mi nuevo Aragorn:


Dirrachium. Nuestra batalla particular

Bueno, bueno. Tras un intermedio, volvemos a ofrecer los informes de nuestras batallas. Ahora que parece que las cosas vuelven a su sitio, es hora de relatar cómo se desarrolló el último encuentro en nuestro club. Como bien explicó mi compañero Manuel en el anterior post, en esta ocasión hemos tenido el placer de recrear una batalla realmente complicada, Dirrachium, en la que César se las vio un tanto apuradas.
Para la ocasión, los bandos se dispusieron del modo siguiente:
Por parte de los cesarianos estaban tan solo Juan, Manolo y Vicente (nuestro nuevo socio) mientras que en José Luis recayó el papel del divo Iulio. Con inferioridad numérica, pero con legiones veteranas se les presentaba el reto de hacer frente a un ataque de los pompeyanos, quienes contábamos con mayor número de tropas, aunque eso si, de dudosa calidad.
En el bando pompeyano estábamos Frank, Jose, Javi, Vicente, José Antonio y yo mismo, ostentando el rol de Pompeyo.
Pues bien, tras saber los papeles de cada uno, estuv…

La batalla de Dirraquium. (48 AC)

Año 48 AC. La Guerra Civil asola la República Romana. Después de haber derrotado en Hispania a “un ejército sin general” , Julio César se dispone a dar el golpe de gracia a Pompeyo, al que consideraba un “general sin ejército”. Sin embargo, tras su audaz cruce del Adriático, Julio César se encontró en medio de la costa de Iliria sin posibilidad de suministrarse por mar y frente a él a todo el ejército de Pompeyo. Pero Julio no se desánimo, su ejército, aunque más pequeño, era más veterano y consiguió maniobrar de tal forma que interpuso sus tropas entre el ejército de Pompeyo y el puerto de Dirraquium, donde éstos obtenían suministros.

Ambos ejércitos comenzaron a elaborar a toda prisa una serie de fortificaciones que llegaban hasta la playa. Sin embargo Julio no tenía tantos hombres y sus trincheras de circunvalación no era tan fuertes como hubiera deseado. Pompeyo vio la oportunidad y lanzó un ataque. Es uno de los mejores ejemplos de combinación entre una operación anfibia y un ataq…

Los romanos altoimperiales de Warlord

No es que me vaya a apuntar a la carrera a la nueva moda del plástico en 28mm, pero es que hay piezas espectaculares, como son estos romanos de los que apuntaba algo en la anterior entrada, que son de buena factura y calidad.
Las figuras de Warlord no presentan apenas rebabas y las líneas de molde se eliminan con mucha facilidad. Es un buen producto, agradecido de pintar. Las variantes de posturas no son excesivas, las lógicas de una formación de ese tipo: dos posturas con el Gladius y otras dos con el Pilum. Sin embargo, las cabezas son intercambiables, destacando que al Cornicen o al Signifer se le puede poner una cabeza con una máscara plateada. El centurión puede ir con la vara de vid o con el Gladius. Además, se acompañan de un par de parmae o escudos redondos, destinados a los oficiales, cornetas y portaestandartes, que no pueden acarrear con el pesado scutum.

Otra cosa interesante es que vienen con unos transfers para los escudos de Little Big Men, de reconocida calidad, que dan …