Ir al contenido principal

Retomando el Bajo Imperio Romano

Clibanarios romanos. Siglo IV d.C
Hace casi un año que comencé a pintar algunas miniaturas de romanos tardíos (siglos IV a V d.C), pero como no tenía especial perspectiva para con ellos, los dejé estar mientras me embarcaba en otros proyectos como romanos republicanos, ingleses napoleónicos, austríacos, o más recientemente y como habeis podido ver en las últimas entradas de este blog, con miniaturas de la Guerra de Iraq. Sin embargo, una vez que he ido acabando cosas, he pensado en retomar este interesante período, animado también por mi amigo Jose, que también se ha apuntado al proyecto.

Con ello, nos decidimos a comenzar a comprar miniaturas de romanos y godos, teniendo en mente la batalla de Estrasburgo como primera meta. Para esta batalla (357 d.C.) no hace falta una ingente cantidad de unidades, y puede suponer el germen para algo de mayor envergadura, así pues hemos empezado a constituir las primeras unidades en serio del ejército del, por aquel entonces, César Juliano (que se le conocería como Juliano el Apóstata).

El ejército de Juliano y el ejército alamán


He determinado el número de romanos en unos 13.000 arriba o abajo. La composición del ejército sería de unas 4 o 6 legiones (aprox. 1200 hombres por legion),12 o 16 unidades de auxilia (de aprox. 400 a 600 hombres por unidad) y unas 8 unidades de caballería, entre las que se encontrarán dos de clibanarios o catafractos (caballería extra pesada), arqueros a caballo y otra caballería ligera.

A efectos de nuestro reglamento, el basado de miniaturas será el clásico.

La caballería pesada y media, en placas de 4cm de frente por 3 cm de profundidad, cada unidad en dos placas con tres figuras por placa. La escala será 1figura = 50 jinetes ( 300 jinetes por unidad)

La caballería ligera igual que la anterior solo que con dos figuras en lugar de tres por placa.

Para los legionarios (infantería pesada), una legión estará compuesta por 16 miniaturas en cuatro placas de 4 cm de frente por 1,5 cm de profundidad. La escala será de 80 hombres/figura, dándonos así un tamaño de 1280 hombres por legión.

Los Auxilia son un tanto diferentes. Normalmente actuaban en parejas, como si traspoláramos el concepto de dos batallones formando un regimiento. Así, formaremos un grupo de 12 figuras distribuidas en cuatro placas de 4 cm de frente por 2 cm de profundidad. De las 12 figuras, 6 irán con un escudo de un modelo determinado y las otras 6 con otro modelo, representándose así a las dos unidades de auxilia.
legionarios y auxilia
En la imagen podemos ver una unidad de auxilia en primer plano junto a los legionarios. Los auxiliares presentan dos tipos de escudos en la misma unidad.

Para los alamanes (plu. latin alamanni) las cifras varían según una u otra fuente. La principal, Amiano Marcelino, dice que estarían en torno a los 35.000. Sin embargo, en Ancient Warfare (ver bibliografía), la cifra se rebaja considerablemente, en mi opinión demasiado, ya que hablar de 10.000 germanos me parece poco viable. Pienso que no hubiesen plantado cara a un ejército romano si estuvieran en inferioridad numérica. No obstante, como se trata de una recreación y es para fines lúdicos, me quedaré con la cifra de mi querido Amiano, hasta el momento bastante fiable y, por cierto militar contemporáneo a Juliano, o sea, información de primera mano, y trabajaré con 35.000 alamanes, distribuidos entre infantería de diversas calidades y caballería (por cierto bastante buena).

Aún no tengo decidido cómo voy a emplaquetar a los alamanes, pero creo que seguirán el modelo de los auxiliares o warband (F) del antiguo DBM, en placas con tres figuras, aunque no lo tengo del todo claro. Ya veremos...

Las miniaturas


Legionarios ATF
Así pues y, aprovechando que ya estoy acabando el proyecto Ambush Alley, he comenzado a pintar legionarios y jinetes romanos. Las miniaturas de que dispongo actualmente son de ATF (Allain Toullier), de muy buena factura, más grandes que las de Essex, lo cual las hace un tanto incompatibles, al menos los infantes. Las referencia de que dispongo ahora mismo de este fabricante presenta a los legionarios con casco de tipo Intercisa (fuente de la foto: Armillum)
Casco romano tardío modelo Intercisa
Las figuras representan este casco con cresta, detalle este que no puedo corroborar a ciencia cierta, ya que las representaciones de este tipo de yelmo lo presentan tanto con ella como sin ella. Así, concretamente para la unidad que he pintado, he optado por retirarla, conservándola sólo para el oficial y el cornicen.

La protección corporal básica se trata, en estas miniaturas concretas, de un peto de cuero con protecciones para los hombros y bajo vientre en forma de pteruges, que según los volúmenes de Osprey que he consultado, no parece ser que fuese una práctica muy común, aunque aparecen en alguna talla del siglo VI, quizá como reminiscencia de una iconografía pasada. Puede ser que hubiese sido más acertado ponerles una cota de malla, pero bueno, no están mal. Este fabricante tiene una referencia que, lamentablemente no he podido adquirir, que si que presenta estas características (yelmo Intercisa o similar y cota de malla), pero encontraré la alternativa. De hecho, pienso elaborar una reseña acerca de los diferentes fabricantes de este período en 15 mm para que si hay alguien interesado en investigar esta interesante faceta del Imperio Romano, sepa a donde agarrarse.

Para la caballería, ATF cuenta con unos estupendos modelos de Clibanarios y Catafractos, así como de arqueros a caballo y caballería ligera, si bien aún no he encontrado el modelo de cabalería media que me guste (el de Essex deja mucho que desear para el período. Los que os presento aquí son clibanarios, inspirados en representaciones de la Schola Scutariorum Clibanariorum, unidad al parecer creada por Constantino tras su victoria en el Puente Milvio.

Las miniaturas son estupendas, con un casco de placas tipo spangenhelm y con cota de malla de pies a cabeza. El caballo presenta una barda de cota de escamas y un "casco" que los hacen unas figuras realmente espectaculares.
Clibanarios y oficial

Conclusión


Este período siempre me ha gustado. Ha sido una meta que me propuse desde que comencé a jugar con este tipo de miniaturas y que he dejado aparcada durante mucho tiempo. Ahora creo que va en firme y espero pronto disponer de miniaturas suficientes para poder representar algunas de las más famosas batallas del período: Estrasburgo, Adrianópolis, Mursa, Puente Milvio, Campos Cataláunicos... En fin, todo proyectos interesantes que espero poder ir realizando poco a poco. De momento, en mente, Estrasburgo y la gloria de Juliano.

Fuentes utilizadas


Algunas de las fuentes (sin una investigación exhaustiva por el momento) en las que me estoy basando por el momento son:


  • WUCHENPFENNIG, Jens: "Julian's most famous fight. The battle of Strasbourg AD 357", en Ancient Warfare, issue 3, vol. I (oct/nov 2007).


  • ROGERS, Ian: "El ejército romano tardío", en Wargames, Soldados y Estrategia nº 10 (sept/oct. 2003).


  • CARRASCO ÁLVAREZ, Antonio:"La caida del Águila (Dossier)", en Wargames, Soldados y Estrategia, nº 39.


  • MC DOWALL, Simon: Late Roman Infantryman AD 236-565, Osprey Publishing, serie Warrior nº 9


  • MC DOWALL, Simon: Late Roman Cavalryman AD 236-565, Osprey Publishing, serie Warrior nº 15


  • MARCELINO, Amiano:Historia, Akal/Clásica 66 (Edición de Mª Luisa Harto Trujillo


  • Wikipedia en internet


Comentarios

Manuel ha dicho que…
¡Que entrada más currada! Es una delicia leerla y al mismo tiempo ver las miniaturas. Te mueres de ganas por recrear una batalla de la época. Lo cierto es que en ese período de la historia hubo un montón de luchas, pero se ve que o bien no quedaron recogidas o bien los documentos que hablaban de ellas se perdieron.
Pedro ha dicho que…
Gracias por tu comentario, Manuel, naturalmente siempre bienvenido.

La verdad es que es un período por explorar, ya que pese a tratarse de Roma, no tiene nada que ver con la idea que generalmente se tiene del mundo romano.

Las legiones no son lo que eran (ojo, no son peores, sino que han evolucionado). Las tácticas se desarrollan hacia una mayor presencia de la caballería en el campo de batalla. La presencia de elementos bárbaros en el ejército se hace muy patente, cambiando naturalmente la propia panoplia de los soldados. En fin, algo muy interesante, pese a que es una época empañada por la sensación de decadencia, por las constantes guerras civiles (los usurpadores aparecen por doquier, siendo el mismo Juliano uno de ellos).

Por mi parte estoy tratando de recopilar información del período, para poder ofrecer más de una batalla. De hecho, mi principal objetivo (bueno, nuestro, porque he enredado a Jose en esta aventura)es por ahora Estrasburgo, pero ya estoy mirando hacia Adrianópolis. Ya he conseguido algo más de información acerca de Mursa y los Campos Cataláunicos, y poco a poco iré ahondando en la campaña de reconquista de Belisario hacia Occidente, del siglo VI, pero que mantiene una cierta continuidad con la época bajoimperial.

Celebro que te haya gustado, amigo.

Entradas populares de este blog

Romanos imperiales y últimos encargos

Tras el verano, entre encargos de pintura y vacaciones, decidí darme un poco el gusto de pintar por deleite, por el mero hecho de pintar, vaya, y me decidí por una caja de romanos imperiales de Warlord  que tenía aparcada desde hace algún tiempo, también a raíz de releer nuevamente las apasionantes historias de Simon Scarrow sobre el Optio Cato y el Centurión Macro. La verdad es que hacía ya mucho que no pintaba miniaturas por encima de los 15 mm y estaba necesitado de un poco de aire nuevo, así que me dediqué a ellas.
Las miniaturas son en 28 mm., en plástico, con un precio muy accesible y con posibilidades de personalizar hasta cierto punto a  las figuras. Tienen gran fuerza y eso se traduce en un resultado realmente vibrante. Las he acabado montando en peanas individuales para formar una unidad de Warhammer Ancient Battles, que queda realmente bien. Aquí os dejo unas fotos del resultado:







Por otro lado, estoy trabajando ahora mismo en un encargo de miniaturas napoleónicas a escala …

Disparos de caballería y cuadros

A petición de algunos miembros del club, se plantea la siguiente cuestión, sobre la cual querríamos vuestras opiniones.
En nuestro reglamento, y enfocándolo principalmente a la época napoleónica, la caballería tiene normalmente capacidad de disparo. Se le presupone que van armados con carabinas u otras armas de fuego adecuadas al tipo de tropa. Al parecer se cuestiona que la caballería pueda disparar montada con lo cual, nos gustaría conocer las opiniones al respecto.
Actualmente, la caballería dispara, pero con una serie de limitaciones. En primer lugar, los alcances son mucho menores que las tropas a pie, con lo cual obliga a ponerse en una distancia más corta de sus enemigos. En segundo lugar, el disparo de la caballería no obliga nunca a pasar un test de moral por bajas, cosa que si que sucede con el fuego de mosquetería a corta distancia, y que me corrijan mis compañeros si estoy equivocado.
La cuestión parece ser si para poder efectuar disparos deberían desmontar o no, actuando al…

Arapiles casi fue nuestra

¿Se puede llegar a ganar una batalla pese a no conseguir la victoria? Pues creo que sí, amigos. Y si leéis este comentario veréis porqué lo afirmo así.
Este pasado fin de semana tuvimos el placer, y digo bien, de recrear la Batalla de los Arapiles, que enfrentó a las fuerzas Imperiales a cargo de Marmont contra las tropas aliadas de Wellington en las cercanías de Salamanca en 1812. Aquí no voy a exponer qué sucedió en la batalla real, ya que no es el cometido principal de este blog. Para ello os remito a la estupenda página acerca de la contienda www.arapiles.com que permite obtener un amplio conocimiento básico acerca de todos los pormenores de la batalla. Tan sólo decir que en ella las tropas de Napoleón perdieron una oportunidad de mantener las conquistas obtenidas y tuvieron que ceder terreno que aprovechó eficazmente Wellington.
Aquí tenéis el escenario sobre el que se desarrollaría la acción:

En esta ocasión, José Luis se encargó de ofrecernos un magnífico escenario en el que mane…