Ir al contenido principal

Un auténtico casco corintio en el MARQ

Este pasado fin de semana he tenido la oportunidad de acercarme junto a mi familia y amigos al Museo Arqueológico de Alicante (MARQ), en el que actualmente tienen una exposición itinerante dedicada al mundo griego, con unas interesantes piezas del British Museum realmente estupendas. La pieza estrella es, en esta ocasión, el famoso Discóbolo, escultura que cuenta con una sala para ella sola. La exposición es verdaderamente imprescindible. Aparte de la pieza estrella hay muchas otras que, en lo que respecta a este blog, resultan de especial interés. Es el caso de un ejemplar en muy buen estado de conservación de un casco del tipo corintio del siglo VI a.c, de los modelos más antiguos.
Casco corintio. Vista frontal
La decoración de la pieza consiste en unas incisiones alrededor de las aperturas para los ojos y por el protector nasal, que se extiende por la parte inferior del casco y lo circunda. Además cuenta con una protuberancia sobre las cuencas oculares para simular las cejas y darle una expresión aún más impresionante.
Casco Corintio. Vista lateral
En su parte superior parece tener lo que pudieran ser restos de los remaches para la cresta, que podrían relacionarse con dos perforaciones que posee en su parte trasera, lo cual nos indicaría la presencia de dicho atributo, que siendo probablemente de madera, naturalmente no se habría conservado.

Esta excepcional pieza está también acompañada por una coraza musculada también arcáica, compuesta por dos piezas de bronce, que irían unidas entre si por tiras de cuero.
Coraza musculada
Esta coraza ofrece una protección para todo el torso y presenta decoración en forma de pecho y abdominales. Además, el conjunto se complementa con unas estupendas grebas de bronce, con decoración de gorgonas en las rodillas de excepcional factura. Lamentablemente, no he podido sacar una buena foto de ellas, ya que no dejaban usar el flash y han salido fatal.

Entre otras piezas, hay alguna crátera con representaciones de hoplitas con diferentes tipos de cascos, como son el clásico modelo ático, con carrilleras móviles, normalmente levantadas; o del tipo calcídico, de grandes carrilleras y aberturas para los oídos, que suponen una mejora respecto al casco corintio.

En este relieve funerario podemos ver una estremecedora escena en la que un amigo se despide del difunto, ambos armados con la panoplia de hoplitas:
Lutroforo
Ambos dos presentan un casco tipo ático, con carrilleras levantadas, khitón o túnica y hoplon o escudo, de los cuales se puede ver algo de la decoración interior.

En esta crátera podemos observar un hoplita con casco corintio y hoplon con decoración junto a otra figura que parece un escita o persa, armado con hacha, arco y flecas, con la indumentaria clásica con que se representan estos contingentes: gorro frigio y vestidos con decoración.
cratera

En definitiva, una estupenda exposición que nos acerca un poco más al mundo de los griegos, a través de una pequeña representación de sus imágenes. Para no perdérsela, realmente un deleite.

Comentarios

Judith ha dicho que…
Realmente una exposición fantástica que nadie debería perderse, las piezas son excepcionales y es una oportunidad única para disfrutar de ellas sin tener que ir al British.
Manuel ha dicho que…
Además recomendaría que se reservase uno de los pases guiados. Aunque puede verse de manera independiente, pudimos comprobar que los guías se sabían la lección y no soltaban el típico rollo de memoria.

Como dicen Judith y Pedro, hay que ir a verla.

Entradas populares de este blog

Romanos imperiales y últimos encargos

Tras el verano, entre encargos de pintura y vacaciones, decidí darme un poco el gusto de pintar por deleite, por el mero hecho de pintar, vaya, y me decidí por una caja de romanos imperiales de Warlord  que tenía aparcada desde hace algún tiempo, también a raíz de releer nuevamente las apasionantes historias de Simon Scarrow sobre el Optio Cato y el Centurión Macro. La verdad es que hacía ya mucho que no pintaba miniaturas por encima de los 15 mm y estaba necesitado de un poco de aire nuevo, así que me dediqué a ellas.
Las miniaturas son en 28 mm., en plástico, con un precio muy accesible y con posibilidades de personalizar hasta cierto punto a  las figuras. Tienen gran fuerza y eso se traduce en un resultado realmente vibrante. Las he acabado montando en peanas individuales para formar una unidad de Warhammer Ancient Battles, que queda realmente bien. Aquí os dejo unas fotos del resultado:







Por otro lado, estoy trabajando ahora mismo en un encargo de miniaturas napoleónicas a escala …

Disparos de caballería y cuadros

A petición de algunos miembros del club, se plantea la siguiente cuestión, sobre la cual querríamos vuestras opiniones.
En nuestro reglamento, y enfocándolo principalmente a la época napoleónica, la caballería tiene normalmente capacidad de disparo. Se le presupone que van armados con carabinas u otras armas de fuego adecuadas al tipo de tropa. Al parecer se cuestiona que la caballería pueda disparar montada con lo cual, nos gustaría conocer las opiniones al respecto.
Actualmente, la caballería dispara, pero con una serie de limitaciones. En primer lugar, los alcances son mucho menores que las tropas a pie, con lo cual obliga a ponerse en una distancia más corta de sus enemigos. En segundo lugar, el disparo de la caballería no obliga nunca a pasar un test de moral por bajas, cosa que si que sucede con el fuego de mosquetería a corta distancia, y que me corrijan mis compañeros si estoy equivocado.
La cuestión parece ser si para poder efectuar disparos deberían desmontar o no, actuando al…

Arapiles casi fue nuestra

¿Se puede llegar a ganar una batalla pese a no conseguir la victoria? Pues creo que sí, amigos. Y si leéis este comentario veréis porqué lo afirmo así.
Este pasado fin de semana tuvimos el placer, y digo bien, de recrear la Batalla de los Arapiles, que enfrentó a las fuerzas Imperiales a cargo de Marmont contra las tropas aliadas de Wellington en las cercanías de Salamanca en 1812. Aquí no voy a exponer qué sucedió en la batalla real, ya que no es el cometido principal de este blog. Para ello os remito a la estupenda página acerca de la contienda www.arapiles.com que permite obtener un amplio conocimiento básico acerca de todos los pormenores de la batalla. Tan sólo decir que en ella las tropas de Napoleón perdieron una oportunidad de mantener las conquistas obtenidas y tuvieron que ceder terreno que aprovechó eficazmente Wellington.
Aquí tenéis el escenario sobre el que se desarrollaría la acción:

En esta ocasión, José Luis se encargó de ofrecernos un magnífico escenario en el que mane…