Ir al contenido principal

Ambush Alley - The three block war

Los cuñaos perparando la acción

Este domingo mi amigo Jose y yo hemos probado de nuevo Ambush Alley, y he de decir que en esta ocasión, los errores cometidos han sido menores y la dinámica del juego ha resultado más ágil. Parece que la cosa va bien y pronto podremos hacer algo a mayor escala.

Para la prueba hemos elegido el escenario nº 3 (Check Point Dog has its day de la expansión The three block war. Se trata de una acción pequeña, ideal para ir practicando, en la cual hay un equipo de ametralladora y un Fireteam en una posición (CP Dog) un tanto apurada, acosados por insurgentes que les disparan desde varias direcciones, mientras que para auxiliarlos, llega el resto de la escuadra desde el sur, junto a un equipo de tiradores especialistas. La misión de los regulares es doble. En primer lugar han de mantener la posición en CP Dog, y en segundo lugar han de evitar a toda costa que refuerzos de milicia atraviesen sus posiciones.

Por su parte, los insurgentes cuentan esta vez con vehículos civiles para transportar a los refuerzos, que deben atravesar la calle principal para dirigirse a sus lineas, estando sometidos al fuego de los regulares...

Despliegue inicial


Al mando de los regulares estuvo Jose, mientras que a mi me correspondía pelear con la milicia.

La duración del escenario es corta, ya que acaba en seis turnos, pero es lo suficientemente intensa como para pasar un rato muy interesante.

Comenzamos con los primeros movimientos de los regulares, que comenzaron disparando su equipo de ametralladoras sobre las unidades de insurgentes más cercanas. La suerte estuvo de mi parte, ya que su acción era interrumpida con éxito por mis muyyahidines, que conseguían hacer una baja nada más comenzar, frustrando un tanto las expectativas de los regulares, que en un segundo intercambio de fuego veían caer nuevamente a dos de sus soldados bajos el fuego enemigo. La posición en CP Dog empezaba a ser complicada, ya que los refuerzos iraquíes no dejarían de llegar y la ayuda americana estaba pugnando por alcanzar el CP Dog, pese a que no podría ser de modo inmediato.

Pese a ello, la mayor experiencia y calidad de tropa estadounidense no dejaba lugar a dudas. Tras la euforia inicial por las bajas conseguidas, los insurgentes eran duramente castigados, eliminando a un de los grupos y diezmando y dejando sin cabecillas a los demás, los cual impediría en turnos posteriores poder llevar a cabo acciones ofensivas de modo inmediato.

Sin embargo, en el turno dos, los refuerzos iraquíes hacían acto de presencia: dos vehículos a toda velocidad se dirigían hacia su objetivo, cargados de guerrilleros armados con intenciones poco amistosas. La reacción americana era aproximarse para enlazar con los mermados equipos en CP DOG, quienes evaluaban sus pérdidas, a cubierto de las balas.
CP Dog en problemas

La lucha en torno a CP Dog cada vez se hacía más difícil. Los soldados enviados a apoyar a los sitiados eran recibidos por unos insurgentes cabreados, quienes pese a ser eliminados como unidad operativa, conseguía hacer caer a un regular, dificultando aún más la tarea.
Uuuuppps, vaya encuentro!!

Sin embargo, por parte de las unidades destinadas a interceptar el paso de los vehículos la cosa no iba tan mal, impactando con éxito en el primero e inmovilizádolo en el arcén.

Hacia el turno cuarto, y mientras los regulares de CP DOG devolvían el fuego conforme podían, un nutrido grupo de insurgentes se dirigían a la carrera a tomar al asalto la posición de los regulares, y lo hubiesen conseguido si no llega a ser por la carta que Jose conservaba desde el primer turno, una carta Fog of War en la que le otorgaba un UAV (aparato de vigilancia volador) armado con una ristra de misiles Hellfire, que lanzados sin piedad sobre este grupo destrozaba mis expectativas de tomar CP DOG. La verdad es que le vino muuuy bien no haberlo empleado con anterioridad contra alguno de los vehículos, ya que le salvó la situación. Mis posibilidades de conseguir la victoria se iban alejando con el humo de los Hellfire... Si no conseguía tomar CP DOG, al menos a ver si podía pasar refuerzos al otro lado.
Que destrozo de coches

Así llegamos al sexto turno, en el que Jose conseguía recuperar a unos de sus infantes, que habían resultado ilesos del tiroteo, manteniendo CP DOG en manos americanas. Mientras tanto, la furgoneta que transportaba a los refuerzos insurgentes caía abatida por las balas del Fireteam que se encontraba en situación de vigilancia (Overwatch en la terminología del juego, haciendo añicos las posibilidades de victoria de los insurgentes. Era el final del turno sexto y los mecanizados norteamericanos ya asomaban por la carretera. Era hora de retirarse y buscar el golpe en otra ocasión. En el balance al menos cinco regulares habían caído muertos o gravemente heridos en el asalto, mientras que los insurgentes debían lamentar un gran número de caídos.
Llega la caballeria


Bueno, la escenografía que monté a finales de agosto la he podido emplear aquí, pese a que me falte pintarla. Poco a poco, que el tiempo no da para más.

He de decir que los insurgentes lo tienen bastante difícil en Ambush Alley, sin embargo, en este escenario al menos las cosas estaban más igualadas. Si no llega a ser por la afortunada carta del Hellfire, lo más fácil es que hubiese conseguido tomar CP DOG, privando a los norteamericanos de la victoria.

Me está gustando el reglamento este, y la verdad es que se me están haciendo los dientes largos de leer los informes de batalla de Hetairoi acerca de su hermano mayor, Force on Force, con el que los enfrentamientos se hacen entre fuerzas regulares... ¡¡Vaya pasada!!. Espero poder probar este reglamento también en poco tiempo, ya veremos...






Comentarios

Hetairoi ha dicho que…
Excelente informe! Qué envidia de escenografía...

Respecto al FoF, yo jugaría un poco más a AA para tener bien claras las reglas e identificar las diferencias con FoF, que si no te haces un lío...

Enhorabuena por el informe!
Falco ha dicho que…
Realmente ésta ha sido la primera batalla en la que de verdad han podido ganar los insurgentes. Mi posición en Check Point Dog era bastante delicada, después de un buen ataque a la desesperada de los iraquíes. Pero menos mal que contaba con mi ataque aéreo, que sabría que utilizaría en el quinto turno aunque destinado a un vehículo. El desarrollo inesperado de los acontecimientos me hicieron cambiar mi objetivo, con gran acierto. También fue vital para ganar la posición de un fireteam en vigilancia en una posición elevada.
Una gran batallita, y además más fluida que otras veces, eso es buena señal.
Anónimo ha dicho que…
Para todos los compañeros y socios de ESTANDARTE, como el año pasado nos han invitado los amigos de San Vicente para que mostremos una batalla de las nuestras, para el 26-27 de Septiembre asi que los que se quieran apuntar llamarme. MANOLO Saludos

Entradas populares de este blog

Romanos imperiales y últimos encargos

Tras el verano, entre encargos de pintura y vacaciones, decidí darme un poco el gusto de pintar por deleite, por el mero hecho de pintar, vaya, y me decidí por una caja de romanos imperiales de Warlord  que tenía aparcada desde hace algún tiempo, también a raíz de releer nuevamente las apasionantes historias de Simon Scarrow sobre el Optio Cato y el Centurión Macro. La verdad es que hacía ya mucho que no pintaba miniaturas por encima de los 15 mm y estaba necesitado de un poco de aire nuevo, así que me dediqué a ellas.
Las miniaturas son en 28 mm., en plástico, con un precio muy accesible y con posibilidades de personalizar hasta cierto punto a  las figuras. Tienen gran fuerza y eso se traduce en un resultado realmente vibrante. Las he acabado montando en peanas individuales para formar una unidad de Warhammer Ancient Battles, que queda realmente bien. Aquí os dejo unas fotos del resultado:







Por otro lado, estoy trabajando ahora mismo en un encargo de miniaturas napoleónicas a escala …

Disparos de caballería y cuadros

A petición de algunos miembros del club, se plantea la siguiente cuestión, sobre la cual querríamos vuestras opiniones.
En nuestro reglamento, y enfocándolo principalmente a la época napoleónica, la caballería tiene normalmente capacidad de disparo. Se le presupone que van armados con carabinas u otras armas de fuego adecuadas al tipo de tropa. Al parecer se cuestiona que la caballería pueda disparar montada con lo cual, nos gustaría conocer las opiniones al respecto.
Actualmente, la caballería dispara, pero con una serie de limitaciones. En primer lugar, los alcances son mucho menores que las tropas a pie, con lo cual obliga a ponerse en una distancia más corta de sus enemigos. En segundo lugar, el disparo de la caballería no obliga nunca a pasar un test de moral por bajas, cosa que si que sucede con el fuego de mosquetería a corta distancia, y que me corrijan mis compañeros si estoy equivocado.
La cuestión parece ser si para poder efectuar disparos deberían desmontar o no, actuando al…

Arapiles casi fue nuestra

¿Se puede llegar a ganar una batalla pese a no conseguir la victoria? Pues creo que sí, amigos. Y si leéis este comentario veréis porqué lo afirmo así.
Este pasado fin de semana tuvimos el placer, y digo bien, de recrear la Batalla de los Arapiles, que enfrentó a las fuerzas Imperiales a cargo de Marmont contra las tropas aliadas de Wellington en las cercanías de Salamanca en 1812. Aquí no voy a exponer qué sucedió en la batalla real, ya que no es el cometido principal de este blog. Para ello os remito a la estupenda página acerca de la contienda www.arapiles.com que permite obtener un amplio conocimiento básico acerca de todos los pormenores de la batalla. Tan sólo decir que en ella las tropas de Napoleón perdieron una oportunidad de mantener las conquistas obtenidas y tuvieron que ceder terreno que aprovechó eficazmente Wellington.
Aquí tenéis el escenario sobre el que se desarrollaría la acción:

En esta ocasión, José Luis se encargó de ofrecernos un magnífico escenario en el que mane…