Ir al contenido principal

Gravelinas (2ª parte)

Si en la anterior entrada describía brevemente nuestra particular Batalla de las Gravelinas, hoy toca poner las prometidas fotos. Lamentablemente, mi cámara se quedó sin pilas y no pude tomar fotos sobre el desarrollo posterior de la batalla, pero basten estas para ilustrar lo magnífico del escenario. Las miniaturas son principalmente de Manolo y Frank y, la verdad, es un placer jugar con tan estupendas piezas.

En esta primera foto, podemos ver cómo estaba la disposición inicial de ambos ejércitos:
despliegue inicial

Jose está pensando en poner el turbo para llegar a tiempo a nuestra ala derecha...

En esta otra vista, podemos observar las líneas españolas que iban a enfrentarse a las batallas francesas:
lineas españolas

La infantería ligera causaría un daño tremendo en las líneas galas, si bien no pudimos explotar con eficacia lo conseguido. Una lástima...

Aquí podemos observar los avances que se desarrollaban en los primeros turnos, viéndose cómo los ligeros españoles están en pleno intercambio de disparos con los franceses, seguidos muy de cerca por las ondeantes banderas de los Tercios.
primeros turnos


Mientras nuestras miniaturas se partían la cara sobre el terreno, mi buen amigo Frank estudia con detenimiento sus papeles y disposición de tropas (¿o quizás esté escribiendo un soneto?)
frank pensando


Aprovechamos para vestirnos un poco de época, aunque el genial Frank siempre nos deja a todos con la boca abierta. Perfectamente caracterizado con parlota, camisa acuchillada, calzas y toledana ... ¿Se puede pedir más?
Frank caracterizado

¡Madre mía! Si el afán recreacionista de mi amigo comienza a tomarse en serio, va a ser digno de ver. Este hombre parece Mortadelo con sus disfraces, tiene de todo. ¡Que sería de nosotros sin Monsieur Frank!

En fin, hasta aquí la crónica de Gravelinas. La próxima batalla oficial será nuevamente de las napoleónicas. En esta ocasión será Arapiles. La cosa está moviéndose ya para finales de enero. Ya os contaré como se desarrolla el tema.

Comentarios

Erwin ha dicho que…
Impresionante!! todo todo y todo.

Entradas populares de este blog

Romanos imperiales y últimos encargos

Tras el verano, entre encargos de pintura y vacaciones, decidí darme un poco el gusto de pintar por deleite, por el mero hecho de pintar, vaya, y me decidí por una caja de romanos imperiales de Warlord  que tenía aparcada desde hace algún tiempo, también a raíz de releer nuevamente las apasionantes historias de Simon Scarrow sobre el Optio Cato y el Centurión Macro. La verdad es que hacía ya mucho que no pintaba miniaturas por encima de los 15 mm y estaba necesitado de un poco de aire nuevo, así que me dediqué a ellas.
Las miniaturas son en 28 mm., en plástico, con un precio muy accesible y con posibilidades de personalizar hasta cierto punto a  las figuras. Tienen gran fuerza y eso se traduce en un resultado realmente vibrante. Las he acabado montando en peanas individuales para formar una unidad de Warhammer Ancient Battles, que queda realmente bien. Aquí os dejo unas fotos del resultado:







Por otro lado, estoy trabajando ahora mismo en un encargo de miniaturas napoleónicas a escala …

Disparos de caballería y cuadros

A petición de algunos miembros del club, se plantea la siguiente cuestión, sobre la cual querríamos vuestras opiniones.
En nuestro reglamento, y enfocándolo principalmente a la época napoleónica, la caballería tiene normalmente capacidad de disparo. Se le presupone que van armados con carabinas u otras armas de fuego adecuadas al tipo de tropa. Al parecer se cuestiona que la caballería pueda disparar montada con lo cual, nos gustaría conocer las opiniones al respecto.
Actualmente, la caballería dispara, pero con una serie de limitaciones. En primer lugar, los alcances son mucho menores que las tropas a pie, con lo cual obliga a ponerse en una distancia más corta de sus enemigos. En segundo lugar, el disparo de la caballería no obliga nunca a pasar un test de moral por bajas, cosa que si que sucede con el fuego de mosquetería a corta distancia, y que me corrijan mis compañeros si estoy equivocado.
La cuestión parece ser si para poder efectuar disparos deberían desmontar o no, actuando al…

Arapiles casi fue nuestra

¿Se puede llegar a ganar una batalla pese a no conseguir la victoria? Pues creo que sí, amigos. Y si leéis este comentario veréis porqué lo afirmo así.
Este pasado fin de semana tuvimos el placer, y digo bien, de recrear la Batalla de los Arapiles, que enfrentó a las fuerzas Imperiales a cargo de Marmont contra las tropas aliadas de Wellington en las cercanías de Salamanca en 1812. Aquí no voy a exponer qué sucedió en la batalla real, ya que no es el cometido principal de este blog. Para ello os remito a la estupenda página acerca de la contienda www.arapiles.com que permite obtener un amplio conocimiento básico acerca de todos los pormenores de la batalla. Tan sólo decir que en ella las tropas de Napoleón perdieron una oportunidad de mantener las conquistas obtenidas y tuvieron que ceder terreno que aprovechó eficazmente Wellington.
Aquí tenéis el escenario sobre el que se desarrollaría la acción:

En esta ocasión, José Luis se encargó de ofrecernos un magnífico escenario en el que mane…