Ir al contenido principal

Miniaturas en plástico (Británicos)

Un oficial británico de Italeri. El uniforme está pintado con el British Uniform de Acrílicos Vallejo, con lavado de tinta marrón. Creo que el acabado es aceptable.






Dos infantes británicos o de la Commonwealth (australianos o neozelandeses). El de la izquierda es de Revell y pertenece a una referencia de australianos, que iría perfectamente en Monte Cassino o Creta. El de la derecha es de Italeri.




Estos dos son Italeri. Muy Chulos. Verdaderamente un placer pintarlos. La expresión de las cara me ha gustado mucho. Creo que son una referencia antigua de Esci, pero son excepcionales.




Un viejo Stuart que pinté hace tiempo y que tenía por ahí muerto de risa. Ahora servirá en la causa aliada.

Comentarios

BUDOKAN ha dicho que…
Qué bonitas miniaturas las que nos traes con estas fotos. De veras que son muy logradas y encima nos ayudan a visualizar la época en la que se combatió. Saludos!
Gwailo ha dicho que…
Muy bien pintadas!
A proposito, como das imprimacion a estas figuras?
Alvar Fáñez ha dicho que…
La imprimación normalmente la hago con spray de imprimación negro, del que venden en tiendas de modelismo. Tiene muy buen agarre y para el plástico va bastante bien, ya que de por si es bastante problemático. No obstante, para curarme en salud, luego les doy una buena capa de barniz mate, para evitar desconchones del uso.
Pronto os pondré los alemanes, que creo que también se han quedado bien. Ya opinareis vosotros.
Gwailo ha dicho que…
Gracias por el consejo!
Alvar Fáñez ha dicho que…
Muchas gracias a tí, Gwailo, por entrar a este blog. Te he incluido en mi lista de blogs recomendados y, la verdad, me ha gustado mucho. Te animo a continuar con él, ya que es un blog con mucha relación con lo que trato en Crónicas de Guerra.
Por otro lado, lo de la imprimación en negro es a gustos. Hay quien prefiere la imprimación blanca. Lo pondré en una entrada el porqué emplear una u otra..

Entradas populares de este blog

Romanos imperiales y últimos encargos

Tras el verano, entre encargos de pintura y vacaciones, decidí darme un poco el gusto de pintar por deleite, por el mero hecho de pintar, vaya, y me decidí por una caja de romanos imperiales de Warlord  que tenía aparcada desde hace algún tiempo, también a raíz de releer nuevamente las apasionantes historias de Simon Scarrow sobre el Optio Cato y el Centurión Macro. La verdad es que hacía ya mucho que no pintaba miniaturas por encima de los 15 mm y estaba necesitado de un poco de aire nuevo, así que me dediqué a ellas.
Las miniaturas son en 28 mm., en plástico, con un precio muy accesible y con posibilidades de personalizar hasta cierto punto a  las figuras. Tienen gran fuerza y eso se traduce en un resultado realmente vibrante. Las he acabado montando en peanas individuales para formar una unidad de Warhammer Ancient Battles, que queda realmente bien. Aquí os dejo unas fotos del resultado:







Por otro lado, estoy trabajando ahora mismo en un encargo de miniaturas napoleónicas a escala …

Disparos de caballería y cuadros

A petición de algunos miembros del club, se plantea la siguiente cuestión, sobre la cual querríamos vuestras opiniones.
En nuestro reglamento, y enfocándolo principalmente a la época napoleónica, la caballería tiene normalmente capacidad de disparo. Se le presupone que van armados con carabinas u otras armas de fuego adecuadas al tipo de tropa. Al parecer se cuestiona que la caballería pueda disparar montada con lo cual, nos gustaría conocer las opiniones al respecto.
Actualmente, la caballería dispara, pero con una serie de limitaciones. En primer lugar, los alcances son mucho menores que las tropas a pie, con lo cual obliga a ponerse en una distancia más corta de sus enemigos. En segundo lugar, el disparo de la caballería no obliga nunca a pasar un test de moral por bajas, cosa que si que sucede con el fuego de mosquetería a corta distancia, y que me corrijan mis compañeros si estoy equivocado.
La cuestión parece ser si para poder efectuar disparos deberían desmontar o no, actuando al…

Arapiles casi fue nuestra

¿Se puede llegar a ganar una batalla pese a no conseguir la victoria? Pues creo que sí, amigos. Y si leéis este comentario veréis porqué lo afirmo así.
Este pasado fin de semana tuvimos el placer, y digo bien, de recrear la Batalla de los Arapiles, que enfrentó a las fuerzas Imperiales a cargo de Marmont contra las tropas aliadas de Wellington en las cercanías de Salamanca en 1812. Aquí no voy a exponer qué sucedió en la batalla real, ya que no es el cometido principal de este blog. Para ello os remito a la estupenda página acerca de la contienda www.arapiles.com que permite obtener un amplio conocimiento básico acerca de todos los pormenores de la batalla. Tan sólo decir que en ella las tropas de Napoleón perdieron una oportunidad de mantener las conquistas obtenidas y tuvieron que ceder terreno que aprovechó eficazmente Wellington.
Aquí tenéis el escenario sobre el que se desarrollaría la acción:

En esta ocasión, José Luis se encargó de ofrecernos un magnífico escenario en el que mane…