Ir al contenido principal

Vive l'Empereur!

Aquí os dejo unas fotillos de las últimas miniaturas que he pintado, un regimiento de la Guardia Media de Napoleón. Con estos doy comienzo a mi colección de franceses de la época. A ver hasta donde llego.



Fijaos en la miniatura del sargento rechoncho, que es muy interesante. La verdad es que he disfrutado pintándolas, ya que son miniaturas de factura muy limpia y definida. Bueno, os dejo con las fotos.

Comentarios

BUDOKAN ha dicho que…
Qué bellos soldados, todos con sus uniformes bien listos para la contienda. Me gustaría saber tu opinión sobre los juegos de estrategia de pc. Felices Fiestas!
Alvar Fáñez ha dicho que…
En mi opinión, si juegas con miniaturas y tableros, en tres dimensiones, vaya, luego resulta un poco insulso el juego de ordenador. Hoy por hoy, los veo como un entretenimiento nada despreciable, pero le encuentro muchísimo más aliciente al miniaturismo. No obstante, si el juego de PC es acerca de una batalla concreta o alguna campaña, puede estar interesante.
Si que es cierto que me aburren un poquillo los que son de recursos (extraer minerales, construir casas, etc...).
Hay una serie de juegos que ya tiene unos cuantos años, pero que continúa, a mi modo de ver en bastante buena forma. Son los Close Combat, en todas sus ediciones. Segunda Guerra Mundial en esencia pura. Verdaderas escaramuzas que hacen que te enganches al juego.
También hay unos títulos, también con sus años, que son Grandes Batallas de Alejandro y Grandes Batallas de Julio César, que son la versión para PC de la renombrada serie homónima de juegos de tablero de GMT, de Richard Berg, todo unos clásicos del juego de tablero.

Por cierto, muy interesante tu blog. El cine es un campo que tengo un poco abandonado últimamente, pero gracias a este blog, me está "picando el gusanillo" por revisitar viejas películas.

Un saludo y Felices Fiestas.

Entradas populares de este blog

Romanos imperiales y últimos encargos

Tras el verano, entre encargos de pintura y vacaciones, decidí darme un poco el gusto de pintar por deleite, por el mero hecho de pintar, vaya, y me decidí por una caja de romanos imperiales de Warlord  que tenía aparcada desde hace algún tiempo, también a raíz de releer nuevamente las apasionantes historias de Simon Scarrow sobre el Optio Cato y el Centurión Macro. La verdad es que hacía ya mucho que no pintaba miniaturas por encima de los 15 mm y estaba necesitado de un poco de aire nuevo, así que me dediqué a ellas.
Las miniaturas son en 28 mm., en plástico, con un precio muy accesible y con posibilidades de personalizar hasta cierto punto a  las figuras. Tienen gran fuerza y eso se traduce en un resultado realmente vibrante. Las he acabado montando en peanas individuales para formar una unidad de Warhammer Ancient Battles, que queda realmente bien. Aquí os dejo unas fotos del resultado:







Por otro lado, estoy trabajando ahora mismo en un encargo de miniaturas napoleónicas a escala …

Húsares franceses

Continuando con los encargos de pintura, esta vez estoy preparando una división francesa para NaW, que consta de una unidad de Húsares, infantería ligera italiana, polacos y franceses. Tengo acabada la caballería, que he pintado según el patrón del 4º regimiento, con dolman azul y pelliza roja, colores que se invierten el el corneta.
Las miniaturas son Warmodelling y están dotadas de la expresividad y dinamismo que las caracterizan. Destaco la figura del oficial, que realmente parece que esté gritando: Chargez! (que no sé si se escribirá así, pero bueno)
Os dejo unas fotos de las miniaturas. Pronto, los italianos y polacos.







Gettysburg 1863. Un gran enfrentamiento

Diversos azares de la vida, así como las fiestas navideñas han impedido que pudiera escribir en el blog el resumen de la última batalla del año: Gettysburg.

Ya que resultó ser todo un acontecimiento, preferí esperar un poco y no hacer un relato con prisas, hacer una digna entrada acerca de tan sonada jornada.

En el anterior comentario hice somera referencia a la batalla histórica, por lo tanto no me extenderé aquí sobre ello, sino que intentaré hacer la narración de nuestra Gettysburg particular y alternativa. Así sucedió, visto desde mi bando, el federal en esta ocasión, nuestra simulación.

El primer día de batalla lo realizamos el sábado de mañana, tempranito para que no se nos amontonaran las cosas. Así, en la primera jornada teníamos prevista la entrada de tropas rebeldes por los alrededores de Seminary Hill, que por el momento se hallaba en nuestras manos, gracias a la presencia de nuestra caballería desmontada, a cargo de Javi (Buford). La única cuestión que nos inquietaba era la e…